El blog sobre el servidor de tiempo

Descubra artículos sobre el servidor de tiempo y la sincronización horaria

Comparar los protocolos de sincronización: IRIG vs. NTP vs. PTP

La sincronización horaria es una necesidad en muchos ámbitos de la informática y las redes, sobre todo en sistemas críticos en los que la precisión, la fiabilidad y la seguridad son esenciales y dependen del mantenimiento de la coherencia temporal entre todos los objetos implicados.

Es porque todas las máquinas de un sistema complejo se sincronizarán que este último podrá coordinar acciones, asegurar la coherencia de las transacciones, y mantener la integridad de los datos, incluso si está compuesto por sistemas distribuidos.

Perspectiva general del estándar de tiempo IRIG

Hoy en día, hay sectores en los que cada microsegundo cuenta. Es el caso por ejemplo del sector de la defensa, aeroespacial, y de la energía. Para las aplicaciones de estos sectores, el estándar de tiempo IRIG (Inter-Range Instrumentation Group) resulta ser el estándar más utilizado. De hecho, permite ofrecer una fiabilidad y precisión a operaciones logísticas complejas, y garantizar la corrección de las mediciones en sistemas de telemetría críticos.

¿Cómo reforzar la seguridad de un sistema de videovigilancia?

Cuando se trata de seguridad, la videovigilancia es un aspecto fundamental. Ya sea como prueba visual o elemento disuasorio, los sistemas de videovigilancia refuerzan la seguridad de los bienes y de las personas. ¿Qué se debe hacer cuando el sistema de videovigilancia está sujeto a brechas de seguridad? De hecho, las cámaras de seguridad suelen estar sujetas a ataques, desde la localización y la recuperación de imágenes hasta la manipulación de datos de vídeo, en particular el sellado de tiempo. Es esencial establecer una fuente de tiempo fiable para asegurar la seguridad de los sistemas de protección por vídeo.

Visualizar una hora precisa en una estación de tren o un metro

Además de visualizar la hora, una estación de tren o un metro debe distribuir una hora fiable, precisa y segura a todos sus equipos.

De hecho, una hora exacta permite coordinar el funcionamiento de una red ferroviaria: organizar las salidas y llegadas, anticipar los retrasos, informar a los pasajeros, etc. Por tanto, se debe desplegar la misma referencia horaria a todos los equipos de la red informática para que estén sincronizados: relojes, ordenadores, expendedoras de billetes, sistemas de videovigilancia, comunicación por radio, teléfonos. Para responder a esta necesidad, las estaciones de tren y metros vienen equipados con servidores de tiempo y relojes específicos.

En muchas aplicaciones, incluyendo la sincronización horaria, los sistemas GNSS ya son de uso corriente. La constelación más conocida es el GPS. Sin embargo, todos estos sistemas GNSS tienen una vulnerabilidad en común: las señales emitidas por los satélites son muy débiles. Los satélites GNSS funcionan a partir de la órbita terrestre. La señal transmitida es extremadamente débil al llegar a la superficie terrestre. Esta baja intensidad de la señal en los receptores hace que el uso de los sistemas GNSS sea susceptible de interferencias intencionales (malintencionadas) o no intencionales.

Con el auge de Internet y de las redes informáticas, muchas soluciones funcionan hoy en día con IP. Ya sea que se trate de videovigilancia, control de acceso o gestión de tiempo de presencia, todos los equipos utilizan tecnologías IP para comunicarse y funcionar. Como ocurre con cualquier red, la sincronización horaria es fundamental, no sólo para garantizar el correcto funcionamiento de los sistemas de vigilancia, sino también para asegurar el sellado de tiempo de los eventos de forma precisa y cronológica.

Para funcionar, su infraestructura de red necesita una hora de referencia única y exacta. Todo equipo informático cuenta con un reloj de hardware o software al que se hace referencia para colocar un sello de tiempo en los archivos, transacciones, eventos, imágenes, etc. Este reloj interno presenta una deriva, al igual que cualquier reloj ordinario. Esta deriva se vuelve problemática cuando los equipos se conectan en red y comparten recursos comunes como los sistemas de archivos.

La integridad de cualquier sistema de archivos depende de los nombres y las fechas de los archivos, incluida la información referente a la fecha de creación, el último acceso, el último registro y la última modificación. En un sistema de intercambio de archivos distribuidos, un servidor NFS (Network File System) conserva un archivo principal para que lo puedan utilizar los clientes a distancia.

Utilizar un servicio de Internet para obtener y distribuir la hora es una práctica habitual en muchas empresas. No requiere ningún equipo particular, basta con una conexión a Internet. A priori, hasta aquí, esta práctica parece sencilla y nada peligrosa. Y sin embargo...

Todos los artículos